Organizaciones comunitarias

EL proyecto de ley de Juntas de Vecinos, fue presentado a la cámara de Diputados, el 24 de junio de 1964 y sus objetivos principales eran incorporar plenamente a la vida institucional del país a las organizaciones vecinales, surgidas espontáneamente y fomentar el desarrollo pleno e integral de las comunidades agrupadas en torno a las Juntas de Vecinos, dotándolas de los medios legales y económicos adecuados para cumplir dicho fin, e integrar esas organizaciones a la labor de las municipalidades. El proyecto terminó su tramitación el 19 de junio de 1968. Con esto nace la Ley N° 16.880, sobre Juntas de Vecinos y demás Organizaciones Comunitarias, publicada en el Diario Oficial N° 27.113, de 7 de agosto de 1968. En esta Ley se caracterizan estas Organizaciones comunitarias como entidades de carácter territorial y las de carácter funcional. Se reconoce a las Juntas de Vecinos como expresión de solidaridad y organización del pueblo en el ámbito territorial para la defensa permanente de los asociados y como colaboradoras de la autoridad del Estado y de las Municipalidades.

Con el nombre de organizaciones funcionales, la ley reconoce también a otras organizaciones comunitarias, tales como Centros de Madres, Centros de Padres y Apoderados, Centros Culturales y Artísticos, Organizaciones Juveniles, Organizaciones Deportivas, Grupos Corales, y otras que tengan caracteres similares, que representen y promuevan valores específicos de la comunidad vecinal.

Esta normativa comunitaria, se encuentra actualizada a través de la Ley N° 19418 promulgada el 25 de Septiembre de 1995, que establece normas sobre juntas de vecinos y demás organizaciones comunitarias, la que a su vez ha sido modernizada , modificando sus disposiciones a través de leyes complementarias, cuyo texto refundido se encuentra vigente a la fecha.